Alrededor sobre un siglo luego, las evangelizadores espanoles crearon Lamas pobre el apelativo de “La localidad de Triunfo de la Santisima Cruz sobre las Motilones de Lamas”.